No reflotemos hilos muertos.
Cierro